Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solutions

Cathay Pacific Catering Service apuesta por la innovadora tecnología de lavado de Meiko. Nueva instalación de lavado dotada de un equipamiento por un valor de 2,6 millones de euros

Cathay Pacific Catering Service apuesta por la innovadora tecnología de lavado de Meiko.
Offenburg/Hong Kong. 75 000 comidas diarias, siete días a la semana, 52 semanas al año. Una de las mayores empresas de servicios de avituallamiento de vuelos se encuentra en el aeropuerto Chek Lap Kok de Hong Kong, el segundo mayor aeropuerto de China.
La explotación la realiza una de las mejores empresas del mundo en el sector del avituallamiento de vuelos, la Cathay Pacific Catering Service Ltd (CPCS).  No solamente atiende a la propia aerolínea, sino también a un número creciente de aerolíneas clientes que aprecian la calidad, la creatividad y, sobre todo, el alto nivel de adhesión a los procesos de CPCS.

Meiko, el fabricante de lavavajillas de Baden-Wurtemberg, suministrará para la ampliación de la mayor planta de avituallamiento del mundo, y que se encuentra en proceso de expansión, 13 lavavajillas por un valor de 2,6 millones de euros destinados a la nueva zona de lavado para las vajillas de producción. A este respecto, expone Dietmar Zapf, apoderado y gerente de cuentas globales de Meiko: «el reto de este proyecto consistía, sobre todo, en el requerido aceleramiento de los procesos. Las aerolíneas reducen constantemente la duración de la permanencia de los aviones en los aeropuertos con lo cual el tiempo impuesto a la logística y el flujo de material se reduce también constantemente. Nos sentimos orgullosos de poder satisfacer con nuestra técnica estas crecientes demandas y consideramos que la cooperación con un cliente tan acreditado como CPCS confirma la calidad de nuestros propios productos y nuestra aptitud para el servicio».

Eric Waag, encargado de asesorar a Meiko en el área operativa del avituallamiento de vuelos, coopera estrechamente con vistas a este proyecto con iO-Consultants Singapore.
Junto con uno de los más prestigiosos planificadores y asesores, convenció al cliente de la tecnología M-iQ: «hemos equipado la nueva zona de lavado con los innovadores lavavajillas M-iQ que lavan la vajilla de producción, pero también con lavavajillas para cubiertos y vasos, lavadoras de carritos y cámaras. Nuestra generación de máquinas M-iQ es, por así decirlo, el último grito, y viene a ser sinónimo de reducido consumo de energía, alto nivel de adhesión a los procesos y rapidez», como explica Waag. Entre tanto, la serie M-iQ ha dado el siguiente salto en innovación lanzando la tecnología Green-Eye: «para mejorar al máximo el proceso de lavado, hemos integrado el factor humano en nuestro nuevo desarrollo», comenta Waag.

Meiko apuesta, en este sentido, por el diseño inteligente de interfaces que permite la fusión del hombre y la máquina, conformándose así una modernísima unidad de trabajo. Gracias a la tecnología Green-Eye, el lavavajillas reconoce los huecos entre las piezas de vajilla que se encuentran en la cinta de transporte.  El lavavajillas reacciona convenientemente, de modo que solo se produce el enjuague allí donde realmente se encuentra la vajilla. De este modo, la máquina gestiona autónomamente hasta tres pistas. Todos los huecos o espacios vacíos se evalúan con una precisión y detalle nunca antes alcanzados, consecuentemente el resultado consiste en un ahorro de agua limpia y abrillantador de hasta un 50 %. Ya al conectarse y arrancarse el M-iQ se cuenta con una respuesta de la tecnología Green-Eye.
Una dinámica barra de progreso y los indicadores de estado comunican la disponibilidad de todas las funciones. Se transmiten los datos de proceso importantes, cualquier divergencia posible se visualiza de inmediato y el M-iQ comprueba continuamente, incluso durante el servicio, sus sistemas y funciones. Eric Waag expone lo siguiente al respecto: «el M-iQ viene a ser, pues, más bien un gestor de lavado que un lavavajillas. El proceso de lavado es aún más rápido y más eficiente; de este modo, satisfacemos la filosofía de nuestro socio iO-Consultant: "forma y función en concierto".
En la medida en que aceptamos el reto del proyecto consistente en ofrecer flexibilidad y alto rendimiento mejorando al mismo tiempo el ahorro de los costes, creamos beneficios para el cliente Cathay Pacific Catering».