Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solution

Hospital John Flynn en Australia

La máquina de cinta transportadora M-iQ sobrepasó todas las expectativas en el hospital John Flynn

"La mejor relación calidad-precio, fiabilidad, una reputación de primera y ahorros en electricidad y agua."

"Estos son solo algunos de los motivos por los que MEIKO ha sido nuestra primera opción en lavavajillas industriales para el Hospital John Flynn", comenta George Stewart, director de los servicios centrales y de alimentación.

Ramsay Health Care gestiona el hospital John Flynn. Según un estudio realizado en julio de 2014 por el seguro de enfermedad más grande sin ánimo de lucro de Australia, el hospital privado John Flynn se encuentra entre las cinco mejores clínicas del país. La clínica situada en Tugun, al extremo sur de la Gold Coast, en Queensland, cuenta con más de 326 camas y una unidad de cuidados intensivos.

Stewart continúa diciendo: "La instalación de lavado local se utiliza mucho. Cada día se limpian de 4000 a 5000 piezas de vajilla y cubertería, así como bandejas. A eso hay que añadirle todavía más vajilla de otros sectores hospitalarios. Cuando me incorporé a mi puesto en el hospital John Flynn, me encontré con tres ofertas de instalaciones de lavado nuevas en el escritorio. La oferta de MEIKO era la mejor con diferencia.

Visité varias clínicas en las que pude encontrar los sistemas de cada uno de los tres los fabricantes. Los sistemas de los otros dos proveedores no me convencían. El equipo de MEIKO del hospital Logan en Queensland, donde también tienen lavavajillas M-iQ, tenía ya un año por aquel entonces y se encontraba en perfecto estado. Como si fuera el primer día desde que lo instalaron.

El personal de servicio estaba claramente satisfecho con la máquina. A esto hay que añadirle el ahorro en costes de energía y el hecho de que la inversión sale a cuenta. También se lo he contado ya a compañeros de otras clínicas: el precio de compra es algo más elevado, pero se amortiza a largo plazo".

"Utilizamos los lavavajillas M-iQ y lavaderos de ollas FV en las cocinas principales y las máquinas del modelo FV 40.2 en las estaciones ya desde hace uno a tres años. Nuestra estrategia actual prevé que sustituyamos el inventario completo de lavavajillas en las estaciones por máquinas MEIKO, puesto que las máquinas con las que contamos actualmente ya está bastante desgastadas.

El control automático de la temperatura garantiza que la máquina comience con el proceso de lavado al alcanzar la temperatura adecuada. Esto encaja perfectamente con nuestro sistema APPCC (análisis de peligros y puntos de control crítico).

En las máquinas M-iQ realizamos controles de temperatura inalámbricos que se transmiten a un ordenador las 24 horas del día.

Con el cambio a MEIKO hemos conseguido más de un 50 % de ahorro del consumo de electricidad y agua en los costes operativos. Nuestros empleados están encantados con las máquinas: son fáciles de manejar y de limpiar y tienen unas funciones de seguridad bien concebidas.

Como ejemplo del magnífico servicio de MEIKO me gustaría mencionar las diferencias de utilidad en un lavavajillas grande: En lugar de los dos ventiladores habituales, MEIKO instaló un único ventilador con mayor potencia en esta máquina, por lo que se puede ahorrar un valioso espacio en la zona de secado. MEIKO ha mejorado enormemente nuestro rendimiento operativo y ha traído consigo grandes ahorros, proporcionándonos al mismo tiempo el mejor servicio posible".