Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solution

Zellerbäck

La panadería Zellerbäck de larga tradición, sita en Friedrichshafen, está muy contenta con sus lavavajillas de MEIKO

"Tras un proceso de lavado de tres minutos, es posible sacar la vajilla sin necesidad de secarla o de sacarle brillo. Es mucho más sencillo que antes."

La panadería Zellerbäck de larga tradición, sita en Friedrichshafen, es gestionada ya en cuarta generación por Beate Zeller. Cuenta con seis sucursales y tres vehículos de venta ambulante para abastecer de productos de panadería y pastelería a los aficionados de Zellerbäck también en mercados y en las zonas cercanas al lago de Constanza.

En Zellerbäck, la diferencia decisiva se debe a los nueve panaderos, tres pasteleros y al personal de ventas en las sucursales. Un equipo muy entusiasmado crea nuevas recetas, panifica y prueba y también los vendedores evalúan el sabor.

«Hemos sufrido pérdidas a causa de las tiendas de descuento y hemos tenido que cambiar nuestro modo de pensar y modernizarnos y, donde el espacio lo permite, ofrecer café, pasteles y bocadillos para el consumo en el mismo establecimiento». Esto ha sido posible en cinco panaderías. El café más nuevo cuenta con 70 plazas y se inauguró hace pocos meses en un centro médico recién construido en Friedrichshafen. Al igual que en las demás sucursales, los clientes pueden elegir entre el surtido completo de especialidades de panadería y pastelería. El personal de ventas está acostumbrado a hornear las piezas de pan.

«Pero el proceso de horneado en las sucursales lleva mucho tiempo», reconoce Beate Zeller. «No es posible atender de forma paralela a los clientes y, además, lavar a mano los platos. Es por ello que, para simplificar el trabajo del personal, optamos por la tecnología de lavado de MEIKO que realiza su trabajo con gran rapidez.

Esta decisión no solo se debe al hecho de que en nuestro centro de producción ya estén en funcionamiento dos lavavajillas grandes de MEIKO –un lavavajillas de transporte de cestas (K15) y un lavavajillas, lavavasos y lavautensilios (FV 130.2)– sino también porque estamos sumamente satisfechos con estas máquinas».

Por consiguiente, también en las sucursales de Zellerbäck se utilizan permanentemente los lavavajillas de MEIKO de la serie M-iClean U con módulo GiO, así como el modelo FV 40.2G con módulo GiO. El café en el centro médico también dispone de un lavavajillas y lavavasos M-iClean U, que con su manejo autoexplicativo garantiza resultados de lavado brillantes. Lava con rapidez y con eficiencia energética todas las tazas y los platos sucios del café. «Tras un proceso de lavado de tres minutos es posible sacar la vajilla sin necesidad de secarla o sacarle brillo», explica la empleada Svenja Meschenmoser.

«Ahora es mucho más sencillo que antes, todo funciona bien y de forma complemente automática y mis colegas pueden manejarla de inmediato». Beate Zeller añade que la tecnología de lavado de MEIKO no solo permite simplificar en gran medida el trabajo, sino que también garantiza un nivel de higiene muy alto. En un café también hay manchas muy difíciles, por ejemplo, de leche, nata y restos de comida incrustados en los platos o de lápiz labial en los vasos. Los lavavajillas de MEIKO lavan de forma fiable y constante. Y todo esto durante todo el día. Agrega que ni en la panadería ni en los cafés quisiera renunciar a estas máquinas. Con MEIKO están perfectamente equipados.