Welcome to MEIKO. Please select a country and click "confirm".

Ecología

Tecnología de lavado con sostenibilidad integrada

Un consumo mínimo de agua y una gestión efectiva de la energía son sinónimo de procesos de lavado muy económicos y un extraordinario desempeño medioambiental.
La tecnología de lavado de MEIKO es líder cuando de economizar recursos se trata. 
En los últimos 30 años, la tecnología de MEIKO ha reducido el consumo del agua en más de 70% y el consumo de electricidad en más de 30%.

Detergentes: 

El ahorro anual que proporciona la tecnología M-iQ es de aproximadamente 99,000 toneladas! Dado que esttas 99,00 toneladas de productos químicos (ingredientes: alcalis cáusticos, fosfatos, componentes desinfectores,(cloruros normalmente), tensioactivos) dejan de ser necesarias para su producción en primer lugar, no contribuyen en la carga total al medio ambiente (en aire contaminado, en su distribución). El ahorro de 99,000 toneladas de detergentes significan: 99,000 toneladas de detergentes que no es necesario despachar, distribuir y transportar. Cn un  barril de tamaño medio de 500 Kg siginifica un ahorro de 200,000 transportes que no es necesario llevar a cabo.

Agua:

el ahorro potencial annual de la tecnología M-iQ es de aproximadamente 12,300,000 m3! Suficiente para siministrar a una ciudad de 250,000 habitantes a coste cero durante todo un año.  

Energía Eléctrica: 

El potencial de ahorro annual de la tecnología M-iQ es de aproximadamente 1,900,000 MWh! Potencia suficiente para suministrar a 422,000 viviendas unifamiliares de 4 personas  a una ciudad de 1.7 millones de habitantes sin cargo durante todo un año. 

CO2: 

Al mismo tiempo, las amisiones de CO2 se reducen en 950 millones de toneladas.  

Por mandato de la Comisión Europea, el Instituto Öko, situado en Friburgo, en colaboración con la compañía Francesa Bio Intelligent Service, prepararon un estudio (EuP Study) que cataloga a todos los lavavajillas actualmente en funcionamiento en la Unión, presentando su consumo eléctrico respectivo. Mediante el uso de la tecnología M-iQ, se logran consumos por debajo del límite actual.

Costes Operativos e Inversión
El sistema ofrece ahorro de costes operativos en el área de dos dígitos. Cuando se sustituye una máquina antigua (con un servicio normal de 15 años) -la máquina más “verde” en el momento de la compra- es reemplazada pronto (por ejemplo a los ocho años),  el usuario logra anualmente un descenso del coste operativo de 20,000 €/año. Esto es, la inversión para instalar un equipo M-iQ se financia sola en aproximadamente tres años

Aún mas, en el ejemplo anterior se logra una reducción de emisiones de CO2 de 150 toneladas por máquina –como resultado directo del ahorro en consumo energético, sin parangón an la actualidad.

En el reemplazo de una máquina estándar, los ahorros son mucho mayores y los tiempos de amortización son mucho mas cortos (ver estudio EuP)