Welcome to MEIKO.
Please select a country and click "confirm".
The clean solution

Diagnóstico económico-gastronómico:

5 consejos para que los gastrónomos calculen su retorno de la inversión o ROI

5 consejos para que los gastrónomos calculen su retorno de la inversión o ROI

1. Crear un informe diario

Nada conduce con mayor seguridad al éxito que conocer realmente su propio negocio de principio a fin. La manera más fácil de adquirir este conocimiento es con un plan financiero bien meditado. Los fundadores en particular deben elaborar un plan de negocio. Introduzca toda la información, como el volumen de negocio diario, el número de comensales y los precios de los artículos. Por supuesto, la comida y las bebidas consumidas por los empleados, así como sus notas sobre artículos en buen y mal estado o cancelaciones de reservas también son parte de esa información. Tan pronto como haya introducido los primeros números, estará listo para el paso dos.

 

2. Días buenos, días malos - planificación realista

Unas buenas cifras diarias de comensales no significan automáticamente resultados positivos. Si sus costes son más altos que sus ventas, tiene un problema. Es importante conocer su punto de equilibrio diario: la cantidad de ingresos a partir de la que empieza a obtener beneficios. Simplemente sume todos los gastos de un mes, como el alquiler, los suministros, los salarios y los costes salariales accesorios, pero también el deterioro y la pérdida, y divida la suma entre sus días de apertura. Una vez más, cuantas más partidas incluya en el cálculo, mejor comprenderá su negocio. Estos datos también le permiten ahora realizar una planificación previsora y fiable.  

3. Prever ventas

Ahora ya conoce su negocio diario y mensual. Sabe exactamente lo que entra y lo que sale. Es hora de poner a trabajar este conocimiento para su éxito. Todo lo que necesita es una buena visión general de su entorno de mercado.

Infórmese sobre fechas y eventos en su ciudad que podrían influir en su volumen de negocios, de forma tanto positiva como negativa. A continuación, se vuelven a utilizar las cifras de sus informes diarios: ¿Qué ventas realizó en el mismo período del año anterior? A su vez, incluya también las estaciones del año y los partes meteorológicos en sus pronósticos, incluso aunque no dirija una cervecería al aire libre.

Se sabe que la gente prefiere salir a comer cuando hace buen tiempo. Aunque algunos gastrónomos afirman que los meses de invierno son los más fuertes para ellos. Siempre puede haber excepciones y usted conoce mejor que nadie el comportamiento de sus comensales.
Si se tienen en cuenta estos factores, se pueden planificar mejor muchos pasos necesarios, como invertir en nuevos y mejores equipos de cocina.

4. Planificar meticulosamente la liquidez

A continuación, recurra a sus pronósticos de ventas y a su conocimiento de las semanas fuertes y flojas del calendario y planifique de forma previsora el negocio en general.

¿Qué ingresos y qué gastos espera para el próximo año? ¿Qué partidas se darán una sola vez, múltiples veces o de forma regular? ¿Habrá algún coste extraordinario en un futuro próximo? Especialmente en el caso de costes extraordinarios, la inversión en equipos de alta calidad puede ofrecer una protección frente a imprevistos.

Atención: los gastrónomos a menudo calculan erróneamente la rentabilidad en la compra de bienes de equipo. Acuérdese siempre de calcular los costes totales de explotación, lo que se conoce como el coste total de la propiedad.

 


¿Qué significa el coste total de la propiedad (TCO)?

El TCO es un procedimiento de cálculo que identifica y documenta de antemano todos los posibles costes adicionales de una inversión. Incluye, por ejemplo, la instalación inicial de una máquina, su reparación o tiempo de inactividad y su eliminación en el futuro. Por lo tanto, nunca evalúe una gran inversión únicamente sobre la base de su precio de adquisición. El ejemplo de los lavavajillas industriales lo explica de la siguiente manera:

  • El peligro de que los productos baratos y no de marca estén sujetos a mayores tiempos de inactividad debido a defectos técnicos es mucho mayor que con los lavavajillas profesionales.
  • Además, las máquinas semiprofesionales a menudo ofrecen un resultado de lavado más mediocre, lo que puede tener como resultado comensales insatisfechos y reseñas de experiencias negativas.
  • Por último, pero no por ello menos importante, los lavavajillas no de marca suelen requerir un mantenimiento más frecuente y a menudo no cuentan con un servicio de atención al cliente fiable en caso de emergencia.

Estas tres desventajas de una inversión "más barata" ocasionan costes corrientes durante toda la vida útil del dispositivo, que son difíciles de predecir. Su TCO es significativamente más alto que el valor de adquisición. Con un lavavajillas industrial profesional, estos riesgos son más fáciles de calcular. Porque ofrecen más seguridad y, por ejemplo, un mejor servicio al cliente en caso de avería. El TCO está mucho más cerca de su valor de adquisición.


 

5. ¡Reservas, reservas, reservas!

Aunque se decante por la calidad: un equipamiento de alta calidad no puede protegerle de todos los riesgos. Es probable que se ahorre costosas reparaciones, pero su negocio puede ser víctima de obligaciones fiscales retroactivas, de caprichos de la naturaleza o, en el peor de los casos, de un incendio.

Por lo tanto, es importante dotar reservas. En caso de dificultades, tendrá seguridad adicional. Especialmente como fundador, debe tener en cuenta estas reservas en su cálculo desde el principio. Sin embargo, al principio seguramente cometerá pequeños errores una y otra vez. Lo mismo les pasa a otros emprendedores. No obstante, si sigue los puntos del uno al cinco, estos "errores de principiante" no deberían suponerle un problema. Desde un punto de vista económico, ha hecho todo lo posible para garantizar que su empresa funcione de manera eficiente a largo plazo.